La exclusividad y el valor de la palabra

3 Setiembre, 2016 | Publicado por Juan J Ventre en Valores ,Exclusividad

Venta inmuebles exclusividad, arrendamientos inmuebles exclusividad, venta y alquiler apartamentos montevideo

 

Encomendar la gestión de negocios inmobiliarios a una empresa profesional de mediación garantiza a las partes la realización de un negocio seguro en el que se pueden obtener beneficios mutuos.

Tanto para el comprador como para el vendedor, para el arrendador como para el arrendatario, la mediación profesional es el modo idóneo para lograr una culminación exitosa para un proceso que resuelve y satisface necesidades específicas.

El conocimiento del mercado emanado de la experiencia y del atento estudio de la actualidad, permite a los mediadores el desarrollo de exitosas operaciones. Para las empresas que trabajan con la máxima responsabilidad, la exclusividad   determina una atención dedicada, resolviendo los negocios en tiempos razonables.

En ocasiones no se percibe el riesgo de ofrecer una venta o un alquiler simultáneamente a través de varias inmobiliarias. No es cierto que esa acción permita el acceso a un mayor número de posibles interesados. Ese modo de actuar apareja siempre una innegable depreciación.  A la vez, recurrir a varias inmobiliarias para comprar o alquilar, implica -para los interesados- una innecesaria pérdida de tiempo.

Los profesionales responsables saben que cada propiedad tiene un comprador o un inquilino especial y único. Su misión es permitirle a ese comprador o a ese inquilino el acceso a la propiedad que busca. Para lograrlo, el mediador que tenga la exclusividad, cuenta no sólo con sus propios clientes, sino además, con la colaboración de  sus colegas de confianza. La confianza del cliente implica la responsabilidad de recurrir a los mejores medios para asegurar una transacción exitosa.

Quien que toma decisiones acertadas sabe que otorgar una exclusiva es el paso fundamental para lograr su objetivo y en su momento, se agradece a sí mismo por acertar en la elección del mejor profesional y paga sus honorarios satisfecho con el resultado.

¿Es necesario firmar un documento?  No a esta empresa. Confiamos en nuestros clientes.

La lealtad recíproca es posible: el buen profesional no colecciona firmas para luego demandar el cobro de comisiones.  Simplemente logra concretar negocios y se gana sus honorarios sin reclamarlos, por el alto grado de satisfacción de sus clientes. 

Del punto de vista legal, el derecho al cobro de honorarios se  adquiere cuando el mediador profesional, en relación de causalidad directa, obtiene:

  • la aproximación de las partes
  • el acuerdo negocial y
  • el otorgamiento del contrato que corresponda.

 

Juan J. Ventre

Conozca nuestros servicios.

Categorías

Newsletter | Ver archivo

Ingrese su email para recibir el newsletter mensual

Propiedades relacionadas